Mensaje de error

Blog

07

Nov 2014

La Revolución Digital: Reinventando la Empresa

por Evaristo Nogales

Los conceptos abstractos necesitan ser concretados para pasar de una aspiración a un hecho. Esa concreción debe empezar por identificar los objetivos y los pasos en que conceptos como “La Revolución Digital” se sustentan.

El próximo miércoles 12 de noviembre se celebra en Sevilla una jornada, organizada por la APD y en la que desde Walnuters colaboramos, que, bajo el título de este post, nace con la intención de dar respuesta a esos objetivos y primeros pasos de la empresa en la revolución digital.

Esa revolución digital de la que hablaremos se sustenta en dos componentes básicos que la empresa y sus directivos deben incorporar a su visión y toma de decisiones: las innovaciones tecnológicas y los nuevos comportamientos.

Las innovaciones tecnológicas se desarrollan a un ritmo exponencial y de forma descentralizada a través del ecosistema startup que ha venido a complementar, y en muchos casos a superar en velocidad, al de I+D+i tradicionalmente sustentado por grandes organizaciones.

Respecto de los comportamientos pueden encajarse en tres ámbitos o categorías:

  • Crowd

  • Local

  • Conectado

Los comportamientos crowd se refieren a que las personas hemos incorporado a nuestro día a día acciones que hace sólo unos años ni siquiera entraban en nuestros planteamientos.

  • Generamos contenido y lo compartimos (desde una simple foto a contenido vídeo o texto), participamos en conversaciones y proyectos de grupo de forma permanente, en lo personal, en lo profesional y en terrenos que pueden considerarse híbridos entre ambos.

  • Publicamos reviews de empresas y servicios y recurrimos a ellas para conformar nuestra valoración y nuestras decisiones de compra.

  • Microinvertimos en proyectos que nos atraen y que, si bien hace no más de cinco años no tenían la capacidad de llegar a millones de personas, ahora lo hacen a través de otras personas y de canales basados en la colaboración.

El componente local nace de la vinculación e integración de lo físico con lo digital. Durante las primeras décadas de Internet la actividad online ha corrido fundamentalmente en los ordenadores portátiles o de sobremesa, de forma que todo lo que allí ocurría era invisible para quienes no miraban “dentro” de ese mundo online; en cambio, actualmente nos encontramos con vínculos entre ambos ámbitos: QRs, Showrooming, ROPO (research online purchase offline), AR (realidad aumentada), etc.

Finalmente el comportamiento conectado hace referencia a la combinación entre “la nube”, que permite un acceso permanente a cualquier información y a la capacidad de proceso que en cada momento requiramos, y los dispositivos móviles, ya sean smartphones, tablets, phablets o algunos de los wearables que se van incorporando sobre todo en el último año. Este comportamiento ha convertido a los usuarios en personas que incorporan los dos comportamientos anteriores en cualquier fase del proceso de compra. Desde el inicio del mismo provocado por un contenido compartido, por una interacción en RRSS o por un mensaje push recibido por geolocalización, hasta la búsqueda de información o la evolución de las alternativas.

La combinación entre las innovaciones tecnológicas y estos nuevos hábitos de comportamiento da como resultado un escenario donde el mayor reto ante el que se encuentran las organizaciones se centra en cómo competir en la era de la digitalización.

Modelos de negocio como Uber, Airbnb y otros que están impactando gravemente en sectores tradicionales cambiándolos para siempre, son posibles gracias a la combinación de esos comportamientos con las tecnologías que los soportan.

De todo esto tendremos ocasión de hablar y debatir el próximo miércoles 12 de noviembre en la Fundación Cruzcampo de 9'15 a 15 horas.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.